NOTA IMPORTANTE

SALUDOS CORDIALES ESTIMADOS AMIGOS, AMIGAS Y PUBLICO EN GENERAL. HACE DÍAS ATRÁS, SE PUBLICÓ EN UN IMPORTANTE  DIARIO DE LA LOCALIDAD, LA  NOTA QUE LES ADJUNTO, EN LA CUAL SE INDICA QUE JOVEN CUENCANO INVENTO UN DISPENSADOR DENTAL AL RESPECTO DEBO MANIFESTAR CON MUCHA INDIGNACIÓN Y PREOCUPACIÓN QUE EL MENCIONADO “JOVEN INVENTOR” APROVECHANDOSE DE LA AMISTAD, LOS CONOCIMIENTOS, LA EXPERIENCIA PROFESIONAL Y LA CONFIANZA QUE LE BRINDE AL INGRESAR EN MI  TALLER DE INGENIERÍA MECÁNICA Y AFINES, PRETENDE DE MANERA IMPONENTE E INESCRUPULOSA, ADUEÑARSE DE UNA IDEA Y UN PROYECTO  QUE NO LE PERTENECEN PUESTO QUE  LA IDEA ORIGINAL, LOS  DISEÑOS ORIGINALES, Y EL PROTOTIPO ORIGINAL FABRICADO CON MIS MANOS Y EN MI TALLER, SON TOTALMENTE DE MI AUTORÍA. INDIGNADO Y MUY PREOCUPADO COMO MENCIONÉ ANTERIORMENTE, HE INICIADO LOS TRÁMITES LEGALES CORRESPONDIENTES, PARA LOGRAR LOS SIGUIENTES OBJETIVOS: 1.- DEMOSTRAR CON PRUEBAS REALES Y CONTUNDENTES, ANTE LAS AUTORIDADES PERTINENTES, QUE EL MENCIONADO “JOVEN INVENTOR”,  PATENTÓ EL DISEÑO DE DISPENSADOR DENTAL CON LA IDEA GENÉRICA, CUYA AUTORÍA  NO LE PERTENECE A  ÉL SINO A MI PERSONA EN SU TOTALIDAD. 2.- ELABORAR Y DIFUNDIR UN DOCUMENTO LEGALMENTE RESPALDADO, A NIVEL LOCAL, NACIONAL E INTERNACIONAL, EN EL CUAL SE PROHIBA TERMINANTEMENTE  LA PRODUCCIÓN, PROMOCIÓN Y COMERCIALIZACIÓN DEL MENCIONADO DISPENSADOR DENTAL POR PARTE DEL MENCIONADO “JOVEN INVENTOR“. AGRADEZCO DE ANTEMANO SU TIEMPO, LA COMPRENSIÓN, APOYO Y SOBRE TODO LA INICIATIVA DE REENVIAR EL PRESENTE CORREO A TODAS LAS PERSONAS, INSTITUCIONES, COMERCIOS, FARMACIAS, ETC;  Y PÚBLICO EN GENERAL,  CON LA FINALIDAD DE QUE SE PONGA UN ALTO DE FORMA DEFINITIVA A ESTA INDIGNANTE MENTIRA Y ENGAÑO. CON MUCHA ATENCIÓN; SU AMIGO, COLEGA, COMPAÑERO ING. BOLÍVAR...

SEGURIDAD INDUSTRIAL

Estimados Compañeros comparto con ustedes un reportaje de la revista el Observador, sobre lo ocurrido a un colega Ingeniero Mecánico, les incentivamos a ser muy cuidadosos con todo lo relacionado con la seguridad industrial. A continuación el reportaje: Que se haga justicia De acuerdo a las estadísticas de la Dirección de Riesgos del Trabajo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, difundidas públicamente, en el país hay unas 3000 muertes por año, por riesgos laborales, pero apenas se reportan 300. En esta lista, consta el fallecimiento del joven profesional cuencano  Pedro Andrés Salamea Cobos, que apenas tenía 23 años, graduado en la Universidad Politécnica Salesiana, como Ingeniero Mecánico. Pedro ingresa a trabajar en la empresa Graiman, localizada en el Parque Industrial de Cuenca, el 20 de diciembre del 2010, y fallece el 20 de enero del 2011, por “inhalación en un 80 por ciento de monóxido de carbono en la sangre”, de acuerdo al protocolo de autopsia. El padre de Pedro Andrés, de nombre Pedro Gerardo Salamea Tapia, desconsolado, al igual que la madre y hermanas, quieren que se haga justicia, es decir, que las autoridades correspondientes investiguen a fondo y se sancione a los responsables que no tomaron las medidas de seguridad correspondientes. “Mi hijo muere a los 43 días de haber ingresado a laborar en Graiman, entre las 09h30 y las 10h00”, mientras realizaba tareas de mantenimiento de lubricación en el túnel de las bandas por donde se transporta el material para la fabricación de cerámica. Un informe de la Subdirectora Provincial de Riesgos del Trabajo del Azuay, con fecha 31 de octubre del 2011, señala que la auditoría...